Sexo corriente… alta corriente

Una pareja de Craley, Pensilvania, Estados Unidos, tenia sexo como cualquier otra noche, solo que ellos si que “encendían la chispa”, ya que tenían una afición por las descargas eléctricas durante el acto.

Kirsten Taylor, de 29 años, fue encontrada inconsciente el miércoles por la noche a lo que las autoridades preguntaron la razón de la muerte, a lo que su esposo respondió con mentiras, hasta que confesó haber conectado un cordón eléctrico al cuerpo de su mujer y que luego lo enchufó en una toma múltiple independiente, que encendía y apagaba a placer; lo que provocó un ataque cardiaco por una descarga electrica.

A %d blogueros les gusta esto: