Deja me pongo mis dientes… pelea de ancianos

Como nuestro viejo padre nos enseño a pelear, parece que los años ya le pesan (literalmente).

A %d blogueros les gusta esto: